CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

11/9/06

El provecho de los infortunios


“Un escritor, o todo hombre, debe pensar que cuanto le ocurre es un instrumento; todas las cosas le han sido dadas para un fin y esto tiene que ser más fuerte en el caso de un artista”.
-----------------------Jorge Luis Borges, «La ceguera», Siete noches.

Cada día, exceptuando aquéllos en los que me caigo del tiempo, espero el alba denodado a guerrear contra la inactividad cerebral[1]. Vencido Morfeo, lo porvenir muéstrame las situaciones que arrostraré. Desafortunadamente, la solercia que tengo para convertir un problema soso en una ejemplar aporía es tremebunda; por consiguiente, hiperbolizando los apuros ordinarios, las jornadas rebosan de preguntas, conjeturas y soluciones categóricas.
Proclive a buscar el mayor encastillamiento, cualquier desdicha perturba gravemente mi sosiego. Frente a crecientes zozobras[2], el suicidio podría ser algo desiderable. Mas ese piélago de conflictos exige un desarrollo individual que no tiene parangón: aceptar los retos cotidianos conlleva descubrir vigores ocultos que, tras superar antiguos linderos, fortifican nuestro ser. Los desafíos mundanos no le pertenecen a quien alampa su defunción; están reservados para el descontentadizo que quiere una mejor vida, maguer nunca lo consiga. Con justa razón, Fernando Savater reniega de la muerte porque hace que todo nos dé igual[3].
A fin de capear las exageraciones del estoicismo, corresponde tolerar los sufrimientos, pero rechazando simultáneamente que sean invencibles (quizá sólo la Parca merezca este calificativo). Olvidá el sueño de una existencia pacifiquísima; las desventuras estarán zahiriéndote hasta el último estertor. Sin embargo, enfrentarlas constituye un deber ineludible si queremos darle sustento a nuestra propia creación.
Estoy seguro de que, creciendo como un redomado señorito, Edgar Allan Poe no hubiese logrado forjar tantas páginas encomiables. Aun Oscar Fingal O’Flahertie Hill Wilde, esteta empedernido, escribió acompañado del dolor en muchas ocasiones, achuchado por una sociedad infame. Si ambos autores hubieran decidido crear solamente durante los días bonancibles, nos habrían privado de conocer sus rozagantes obras. Lo mismo vale en Frida Kahlo, pues no puedo imaginármela sin sus acérrimos padecimientos. La malaventura es un filón que, bien labrado, puede ayudarnos a encontrar nuestro cenit.
La ataraxia está lejos de mi alcance; tal vez una lobotomía podría arrimarme al estadio donde los ascetas se regodean como las piedras. Ergo, yerran quienes creen estar leyendo a un varón impasible. Eso sí, considero legítima la renitencia inicial que se siente por algunos insucesos, lo cual no significa dispensar lloreras superfluas. A riesgo de perder sensiblería, te aconsejo perseguir el equilibrio según tus medidas personales. Aristóteles y su justiciero punto equidistante facilitarán la comprensión del aserto.
Generalmente, no escogemos lo que nos pasa. Es agible trabajar con el objetivo de alcanzar una meta específica; en cambio, ni siquiera el sujeto más industrioso puede ladear las bofetadas del sino. Dado que no dominamos las circunstancias, utilizar sus resultados –fastos o aciagos- a nuestro favor parece lo adecuado. Objetar esto es vivir a la droga[4].

[1] Es correcto aseverar que, siendo todavía pubescente, opté por ensalzar el examen crítico en desmedro de la espiritualidad. Johann Wolfgang von Goethe fue sensato al decir: “Tened cuidado con lo que queráis ser de mayores, porque podéis acabar lográndolo”.
[2] La engorrosa frecuencia de las aflicciones tórnase comprensible cuando leemos esta frase del mirífico Quevedo: “Pero, cuando comienzan desgracias en uno, parece que nunca se han de acabar, que andan encadenadas, y unas traen a otras” (Vida del Buscón llamado don Pablos; ejemplos de Vagabundos y espejo de Tacaños).
[3] Fernando Savater, Ética para Amador. Barcelona: Ariel 1991, página 74.
[4] En el Siglo de Oro, época suprema del castellano, los literatos empleaban esta expresión para desacreditar a la persona que vivía una vida llena de mentiras.

Nota pictórica. – Naturaleza muerta con aves exóticas es un cuadro que Paul Gauguin concluyó el año 1902.

11 glosas:

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Me declaro adicta a tu lectura. y tengo que confesar. LO TENGO QUE CONFESAR., mi diccionario esta congratulado con ello. No podemos elegir los sucesos, pero si la manera de enfrentarlos. Un abrazo. es un placer leerte. Siempre. Carolina

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Me declaro adicta a tu lectura. y tengo que confesar. LO TENGO QUE CONFESAR., mi diccionario esta congratulado con ello. No podemos elegir los sucesos, pero si la manera de enfrentarlos. Un abrazo. es un placer leerte. Siempre. Carolina

P.D. Y me gusta caerme del tiempo.

Joup dijo...

bonito.
hoy dia amaneci poco expresiva.

Selim Sivad dijo...

“Para el artista todos son bienes, incluida la desdicha. Todo es arcilla para la obra” decía Jorge Luis Borges.
Caído del tiempo, ¿Son los momentos dolorosos, los mas oscuros en la vida del artista los que producen obras mas profundas?

Anne (hoy no me siento tan libre, atada al sufrimiento) dijo...

sabés,a veces me gustaría saber para qué sirve ese instrumento y qué puedo hacer con él...

tengo que decirte que no sos el único, a veces pienso que las estrellas juegan con uno y se alinean de tal manera para...no se para qué... bueno como te darás cuenta no sos el único que está así no se cómo.

Bueno, no entendí que era desiderable, pero asumo que quisiste decir que el suicidio está como una posibilidad...creo que es mejor ni pensar en la palabra, mucho menos en la posibilidad. y te aseguro que para mí "el suicidio podría ser algo desiderable" pero No.

y yo que me siento de alguna manera una artista que anda tratando de encontrar los mejores colores para pintar su vida, espero no tener que sufrir tanto (como ahora) para hacer de este lienzo una obra de arte, mi obra de arte.

No sé, con tantas cosas por decir como vos en estos momentos.

Disculpá la extensión, un abrazo grande.

Joup dijo...

Querido enrique, pueblo enfermo es una realidad para muchos países... lamentablemente...

Me dicen por allí que una guerra civil es inevitable, que nuestro país pareciera necesitarlo, lo cual me niego a creer, no considero que nosotros los bolivianos soportemos más muertes.

Tal vez de cierta forma esto que nos pasa hoy día, un país tan pero tan!! enfermo, lleno de mucho resentimiento, alimentado por ambos lados sea producto de negar lo que nos pasa, negar a nuestros pobres, a nuestros indígenas, mas aun si aparecen seudos lideres indígenas que en vez de promover unidad, alimentan mas ese resentimiento, esta es la factura que se nos pasa a nosotros por tanta incompetencia política de nuestros dirigentes, te digo no solo del oriente sino también del oriente, pues sentirnos mas dignos que los de "allá" es ser discriminadores y pasar la bola , ambos tenemos la culpa, por no exigir educación para todos.

País enfermo de racismo, intolerancia y pobreza.

Negar que el boliviano tiene un problema nos llevara a otros 100 años de esclavitud.

Educación, para poder distinguir entre aquellos que nos las "charlan" de aquellos que realmente quieren progreso porque aman a sus hijos y quieren que todos seamos mejores.

Mi razón me dice que este país debe pasar por mucho mas antes de poder llegar a un equilibro de tolerancia.
Nos toca como jóvenes no crees educar?
Tolerar y construir.

Al menos eso enseñare a mis hijos, todos somos iguales nadie es mejor que otro solo por tener algo mas de dinero, ni tampoco el rico es malo por tenerlo...igualdad, equidad, tolerancia.
Basta del seudo humanismo de la boca para fuera.

La Cortesana dijo...

Tus palabras merecen largos momentos de reflexión.
Yo creo que para abandonarse al destino hay un montón de factores que superar, empezando por conocerse y enfrentar todas las cosas que a lo largo del camino dejamos pendientes. De ahí, correr!! enamorarte de tus sueños... etc etc... éso que todos sabemos.


¿Quién determina qué clase de vida/familia/círculo/educación nos ha tocado? todavía no me respondo qué pude haber hecho para merecer tanto y que otros tan poco.


Por otro lado, no sé escribir en contenta, todo me sale cursi, hasta ridículo. Las penas, las tristezas profundas, todas esas preguntas que nunca me responderé, sí son materia prima utilizable, que de alguna manera reflejan la esencia del ser humano.
Los que sepan escribir en felices, adelante! Yo no.

Gracias por tus visitas!
viva la liberación!!!! jajaja

La Cortesana dijo...

Jaja
Fé de erratas:
Para no abandonarse al destino hay un montón de factores que superar
C'est tout!

Joup dijo...

Querido Enrique:

Solo vine a ver si habias actualizado tu blog, me gusta (listo! no vuelvo a mencionarlo, creo que lo sabes y es mas que suficiente)


Besos y abrazos desde mi oficina, programando, editando y haciendo malabares para ganarme la vida honradamente...

Che pd..
hacemos webs.. cualquier cosa avisas si estas interesado o alguien por ahi..
www.spgteam.com pagina de creativos & programadores jajaja

Joup dijo...

che no se si sabes pero creo que mejor es la url de www.idearia.org :P
Adiux :P

Anónimo dijo...

che, yo creo que esos dos sitios web son una basura!!,