CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

24/6/08

Las imposturas de Morales

-


Fuera de las fronteras bolivianas, la notoriedad ganada por Juan Evo Morales Ayma se ha logrado bajo el signo del engaño. Explotando la patraña de los aborígenes inclinados fatalmente hacia el bien, abonada por Bartolomé de las Casas, Rousseau y otros cenutrios, los oficialistas han proyectado una imagen embustera, trabajado un fingimiento que no pueda cuestionarse sin producir, al mismo tiempo, exhortaciones solidarias en distintas partes del mundo. Con todo, el disfraz ideológico no asegura que nadie note las trapacerías, revele los malsanos designios del impostor.

Las principales máscaras que utiliza Juan Evo para seducir a la comunidad internacional se relacionan con tres ámbitos: indigenismo, democracia y pacifismo. Sabiendo que su desacreditación como indio comienza por la imposibilidad de hablar quechua o aimara, sigue con el apellido español y finaliza en las innumerables peroratas lanzadas cuando era parlamentario (alocuciones exentas de alabanzas precolombinas), el primer punto no merece mayores clareos. En efecto, me limito a reiterar que la cualidad originaria del Presidente es tan postiza, pero ostensiblemente lucrativa, como una novela borgesiana o un castrismo que consienta disidencias. Reflexionaré, por tanto, sobre los otros temas.

Conforme a Jorge Asbún, la democracia tiene tres elementos básicos: principio de la mayoría, libertad política e igualdad entre los ciudadanos. Por supuesto, quien quiera presentarse como demócrata debe preconizar esta tríade, rehusando ideas que acometan pervertirla. Éste no es el caso del jefe masista, ya que sus acciones se dirigen a liquidarla. Así, frente al principio mayoritario que conlleva un respeto por las minorías –expresado en la defensa indiscriminada de los derechos humanos, verbigracia–, el Gobierno reclama para sí la totalidad del poder. Por otro lado, en lugar de incentivar diálogos que admitan pluralismo (idea emergente del ejercicio de la libertad de pensamiento), las órdenes presidenciales buscan darle a sus discursos un halo dogmático, relegando cuestionamientos internos y externos, decretando su absoluta superfluidad. Finalmente, la igualdad jurídico-política salvaguardada por las personas que tienen genuinas convicciones democráticas no asoma en los actos de Morales Ayma. El hecho de que su proyecto constitucional instaure un reconocimiento segregacionista de las facultades fundamentales prueba esta denuncia; la dignidad humana no tolera excusas empleadas por los gobernantes para validar ultrajes étnicos, raciales o de cualquier estofa.

Aunque Marte no sea propio de la mitología andina, es oportuno advertir que cuenta con muchos adoradores dentro del Palacio Quemado. La belicosidad refúgiase bajo una línea oficialista que, a diferentes niveles, autoriza su activación. Las arengas pronunciadas ante cernícalos de mantas rojas –cuyo uso les permite ocultar fusiles y distinguirlos del enemigo cuando las jaurías los atacan–, repetidamente, han engendrado el culto de la violencia, pues no se halla otra manera para subyugar a quienes impugnan el plan gobiernista. Juan Evo puede apologizar la paz universal en foros de toda ralea; lo incontrovertible, desde el inicio del actual mandato presidencial, es que él se mueve por las ansias de fulminar a los opositores, sean éstos partidarios del liberalismo, las autonomías departamentales, el catolicismo, la inversión extranjera o, incluso al interior de las facciones izquierdistas, cambios menos bestiales. La concordia no germina entre tanta ira; el que aduce quererla mientras despide venganza es un falsario, vástago del cinismo y la hipocresía, capaz de reír con quien sufrirá debido a sus ruindades.

2 glosas:

Juan Luis vaca dijo...

El único impostor es aquel político que habla de autonomías, legalidad, constitución y respeto al pueblo, pero cuando tuvo la oportunidad de actuar en consecuencia no lo hizo. Evo habla sin caretas, así le disguste a sus opositores hipócritas.

BOLIVIA LIBRE dijo...

Excelente blog mi estimado, escribiste las cosas tal cual; en efecto a mi me ha llamado mucho al atención como la gente fuera de Bolivia, incluso en países cercanos como Argentina y Chile, los maSSistas tienen mas que mamados a sus habitantes. Supongo que es el hecho de que las cadenas internacionales están más o menos obligadas a difundir la versión ¨oficial¨ de las cosas.

Lo que si te aseguro es que ha existido un gran despertar en el pueblo Boliviano, y a corto plazo, eso es lo que realmente importa.